Entendiendo la fatiga muscular

Entendiendo la fatiga muscular

La fatiga muscular se define como la incapacidad de sostener el desempeño a lo largo del ejercicio intenso o bien prolongado. Sería la incapacidad del músculo esquelético para producir altos niveles de fuerza muscular o bien sostenerlos a lo largo de un cierto tiempo.

Por consiguiente, la fatiga muscular es cualquier reducción en la capacidad del sistema neuromuscular de producir fuerza. Esta situación es normal en los deportes de resistencia y en las actividades de mayor intensidad.

El control neural del movimiento implica una cadena de procesos fisiológicos que engloba desde el control cortical en el cerebro hasta el control periférico de la musculatura esquelética.

La fatiga muscular, una vez instaurada, prueba que puede haber habido un fallo en cualquiera de los niveles del recorrido desde el sistema nervioso hasta la periferia, representada por la mecánica de la contracción muscular.

Situaciones propias de fatiga muscular ocurren diariamente, por poner un ejemplo, un vencedor mundial de natación que lideraba todo el recorrido de la prueba entra en fatiga muscular aguda y pierde la medalla de oro en los metros finales de esa prueba (con esto pierde el adiestrador, pierde el patrocinio millonario y los contratos con empresas deportivas).

Se trata de una cuestión presente en nuestros entrenamientos y merece todo cuidado y dedicación en el intento de buscar soluciones eficientes y seguras.

Por increíble que parezca, hay puntos positivos y negativos con relación a la fatiga muscular. Por poner un ejemplo, la fatiga es un mecanismo de defensa del cuerpo que puede resguardar al atleta.

Un individuo cansado está cerca del agotamiento y, en consecuencia, con más probabilidades de padecer lesiones, puesto que va perdiendo su propiocepción y reduciendo su coordinación motora. Sintiéndose condenado, la persona interrumpe el ahínco físico ya antes de lastimarse y acaba resguardándose.

No obstante, está el lado negativo de la fatiga muscular, el individuo pierde desempeño y deja de efectuar el ahínco físico deseado. Eso podría representar que un obeso no puede llenar su travesía o bien que un atleta de élite pierde una prueba debido a su agotamiento físico.

La industria del deporte produce el día de hoy millones de dólares estadounidenses día a día con publicidad en torno a mitos del deporte. Hay un interés directo por la parte de las compañías que patrocinan grandes ídolos del deporte, en invertir en mecanismos que puedan frenar el proceso de fatiga en los atletas, a fin de que tengan mejores resultados en sus competiciones.

Además de esto, aun en el campo de la estética y la salud, muchos estudiosos procuran desvelar los factores reales que ocasionan la fatiga muscular para impedir o bien retrasar su acción.

autor

Comentarios cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies