Tapetes anti-derrapantes

image
Cuando tratas de incorporar accesorios decorativos al hogar o empresa, hay ciertas cosas que pueden cumplir una función doble: ornamental y utilitaria. Ejemplo de ello son los tapetes antiderrapantes, que no sólo pueden ser accesorios que agreguen color y personalidad a un espacio, sino que son elementos de seguridad importantes.

Los tapetes antiderrapantes son útiles en las cocinas, garajes y otros lugares cuyo suelo sea muy liso o que esté en contacto constante con elementos como agua o aceite que pueda hacerlos peligrosos. En el hogar son imprescindibles para prevenir accidentes en lugares como el baño, sobre todo si hay niños pequeños o ancianos en la familia.

Las aplicaciones de los tapetes antiderrapantes trascienden la cotidianidad de los hogares, muchas empresas invierten en este tipo de tapetes para aumentar la seguridad en el ambiente laboral. En las empresas y restaurantes, los tapetes antiderrapantes son utilizados en áreas de alto tráfico de personal, para reducir los riesgos de caídas y accidentes. En lugares como gimnasios, este tipo de tapetes es utilizado para hacer ejercicios y la práctica de disciplinas como el yoga.

La gran ventaja de estos tapetes es la facilidad de instalación, mantenimiento y bajos precios. Con una mínima inversión es posible aumentar la seguridad del entorno laboral y hogareño a la vez que se aprovecha la gran variedad de colores y materiales que hay disponibles en el mercado para integrarlos a la decoración

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies