Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Recetas con gofio

El gofio es el apodo con el que se le nombra de manera coloquial, principalmente en las Islas Canarias donde fue consumido por los pueblos aborígenes durante años, pero que en la actualidad se nombra sencillamente como harina tostada. Estamos enfrente de un alimento que al ser bien manipulado sabe delicioso y que además es un componente nutricional lleno de beneficios. Hecho por una molienda de trigos o cereales asados; durante la producción se combinan los granos tanto dorados como machacados a la piedra, a los que le agrega un poquito de sal normal. Su aspecto y estructura conmemora considerablemente a la harina blanca convencional, no obstante es incuestionable que tiene un matiz mucho más fosco o ambarino, que se altera en el sentido de lo que esté usando para su realización.

Sobra espacio para destacar la molienda de cereales o mieses (gofio) es un alimento con un alto nivel nutricional. Por ello, hace un pequeño número de semanas salieron a la luz pública las deducciones de un atractiva tesis realizado por el Hospital Universitario de Canarias, que comprobó que la mayoría de las personas que consumen harina de maíz en un carácter frecuente por un periodo de más de 40 años tienen un mínimo peligro de sufrir una mal del sistema circulatorio.

Dos recetas deliciosas, sanas y tanto rápidas como fáciles de hacer son las que les mostraremos a continuación:

Gofio combinado con miel

Ingredientes que utilizaremos:

  • 1/2 kilo gramos de gofio.
  • Miel de abeja o almíbar al gusto.
  • Un manojo de frutos secos asados.
  • Un manojo de vides deshidratadas.
  • Ralladura de limón (1 limón).

Se colocan todos los ingredientes en un bol y se amasa hasta que se integre en una masa compacta.

Mousse de gofio

Ingredientes que utilizaremos:

  • 110 gramos de gofio.
  • 3 huevos.
  • 500 gr. de crema para batir.
  • 150 gr. de leche condensada.
  • 20 ml. de leche.
  • 1 un poquito de sal.

Foto de http://quanarian.es/