Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Nuevos rumbos de la educación española

 

En España, debido a alto nivel de desempleo, sobre todo en jóvenes menores de 35 años,  muchos han optado por terminar su educación o reforzar su preparación en el extranjero. Cada día son más los jóvenes españoles que están conscientes de lo importante que es obtener una educación de calidad, ya que esto les ofrece más posibilidades de conseguir un trabajo mejor remunerado, cosa que actualmente en España recibirían muy por debajo de su nivel de formación.

Estudiar en el extranjero se ha convertido en la única opción para los que quieren mejorar su nivel de educación. La mayoría de los que deciden estudiar en el extranjero, lo hace para ampliar sus conocimientos. Hasta el año 2014, más del 30% de los españoles decidieron realizar sus cursos de postgrado en el exterior, pero también están lo que deciden irse de tres a seis meses a aprender otro idioma. Los países elegidos para aprender otras lenguas son Reino Unido, Irlanda, Alemania y EE.UU.

Cada año, las mejores universidades del mundo ofrecen becas que brindan la oportunidad a muchos jóvenes, no sólo de obtener una educación más amplia, sino también de optar por financiamiento para completar su programa de estudios.

Para los españoles, la educación en otros países de la Unión Europea puede ser mucho más beneficiosa, no sólo por el nivel de educación que estas universidades ofrecen sino también porque puede llegar a ser mucho más económico que si se mudaran a otra ciudad dentro de España. En comparación a otros países, como Francia y Alemania, estudiar en una universidad española suele ser mucho más costoso, haciendo más atractivo a los estudiantes la idea de mudarse a otros países a cursar sus estudios.

Aunque no siempre es la primera opción de los españoles, Estados Unidos (lugar con las universidades más prestigiosas) también es uno de los destinos elegidos por los jóvenes para ampliar sus carreras, ya que en el país americano el año universitario podría costar 70.000 euros anuales.

Esto de estudiar fuera no es sólo por vivir una experiencia diferente, al mismo tiempo que estudian, sino que también muchos salen a prepararse con la posibilidad de que, al terminar sus estudios, puedan conseguir trabajo con buena remuneración que los ayude a conseguir una mejor calidad de vida.

Estudiar en el extranjero con Astex puede ser “fácil”, si se tiene la debida información y minuciosa preparación en cuanto a la documentación requerida, ya que un mal trámite de visado, o cualquier otra solicitud mal hecha, puede causar pérdidas de dinero y tiempo.

La validación que da tener estudios en otros países puede ser tan grande y beneficiosa, profesional y económicamente, que muchos de los jóvenes que salen a prepararse deciden no volver.

Habría que preguntarse cuáles son las políticas educativas y laborales que está implementando el gobierno, que hacen que muchos decidan formarse fuera del territorio español. Cómo se podría mejorar el sistema educativo para proporcionarles a los ciudadanos una mejor calidad de educación y con matrículas que puedan ser costeadas por los alumnos. Cómo afectará en el futuro el área socio-económica de España, si cada vez son más los profesionales que se van a estudiar y trabajar en el extranjero.