Mi pequeño, un Homo Habilis

Cuando ya los niños han crecido empiezan a desarrollar facultades y es a partir del año cuando ya se sueltan al andar, este logro maravilloso le servirá para toda su vida no es suficiente para tu pequeño donde quieren superar nuevas barreras en este mundo que le rodea, si por ejemplo en casa tienes escaleras observadas como quiere encaramarse hacia ellas y trepar para poder seguir descubriendo mundo.
Si tú no estás próxima tendrás que ir a un establecimiento y adquirir alguna barrera de puerta, si por el contrario estás cerca y pendiente de el ser permisiva y deja que lo intente siempre estando tú detrás del pequeño para evitar posibles accidentes, piensa que subirse a la escalera puede ser muy emocionante para tu pequeño pues se da cuenta de que la perspectiva cambia donde además el hecho de subir la escalera le ayudara a perfeccionar su sentido del equilibrio donde además entrenará nuevos músculos y conocerá los nuevos logros psicomotores, es por esto y más por lo que podemos frenar el ímpetu de aprendizaje de nuestro peque.
Es importante que nos demos cuenta de que la estimulación es fundamental para la aprendizaje de nuestro pequeño pero eso siempre bajo una premisa y es que los ritmos y pautas los marca el pequeño, nosotros sólo tenemos que estar dispuestos para poder ayudar a nuestro pequeño cuando quiera afrontar un nuevo reto, pero esto no es óbice para forzarlo ni obligarlo a que lo pueda desarrollar, a la primera cada niño tiene sus pautas y tu no vas a estar ni en su cuerpo ni en su cabecita y aunque para ti pueda parecer muy fácil para el pequeño puede ser un reto mayúsculo es por lo que no debemos forzar la maquina ya que esto puede agobiar ni forzar la máquina ya que podemos traumatizar al pequeño, que afrontara el reto con miedo y con mucha incertidumbre donde no va disfrutar interesarse e incluso podrá sentirse incómodo.
Querer ayudar no significa controlar el afán de descubrimiento de tu hijo pensemos que debe de tener una libertad bajo control pero que se sienta en todo momento libre para afrontar sus propios miedos si por ejemplo, cuando estamos en el parque si el pequeño quiere subirse a un banco una piedra o un montículo debemos de dejarle pero eso si ofrecerle la manita para que se agarre y se sienta apoyado este ejercicio es muy beneficioso para el pequeño y debe de sentir nuestro apoyo no debemos reñirle.
No obsesionarnos con los plazo cada pequeño traza su ritmo y adquiere sus habilidades en diferentes meses, es por lo que no tiene sentido forzarlos cada uno adquiere sus habilidades en tiempos diferentes y aprende a controlarla también en diferentes plazos, o es que no existen personas mas hábiles y por el contrario personas mas inteligentes pero a lo mejor mas torpes.

By Babyeco

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies