Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Consejos para hacerse un gimnasio en casa

Ir a un gimnasio puede ser algo costoso o en algunas personas, difícil de hacer debido a una agenda muy ocupada. Sea cual sea la razón, es posible remodelar una habitación para convertirla en un gimnasio casero, evitando que la persona tenga que dejar de cuidar su cuerpo por falta de dinero o tiempo, solo se deben llevar a cabo unos pocos consejos para evitar desastres en la habitación que sea utilizada como gimnasio.

http://tapeteparayoga.com/
Una de las partes más importantes a tomar en consideración antes de utilizar una habitación como gimnasio, es tomar las dimensiones de la habitación a utilizar y analizar si esta es lo suficientemente grande para llevar a cabo ciertos ejercicios. Cuando se tenga la habitación, se debe ver el tipo de piso que se tiene.

El piso es una de las partes más importantes en un gimnasio, ya que el mismo se puede ver afectado por los golpeos o los saltos que pueda llevar a cabo la persona durante el entrenamiento. Para evitar daños y desgastes progresivos, lo mejor es utilizar un piso firme y resistente, como el cemento pulido o el granito. En caso de tener un piso de madera sensible, se puede recubrir con una alfombra especial de caucho u otro material que ayuda a limitar los daños.
En caso de ventanas en la habitación, no se recomienda tenerlas obstruidas por ninguna maquina o instrumentos especial para ejercitarse, ya que estas  zonas son muy delicadas al contacto, y se puede ver destruidas por el mas mínimo golpe. También puedes usar tapetes como los de la foto

Recubrir las paredes con pintura lavable o comprobar que la habitación ya tenga pintura lavable es otro paso a tener en cuenta. En un pequeño gimnasio casero, donde la persona que entrena debe hacer ciertos movimientos que puedan ensuciar la pared, es necesario mantener paredes con una cubierta que permita limpiar los daños ocasionados por los ejercicios más dinámicos.
Las pinturas lavables son fáciles de encontrar y también muy fácil de aplicar en las habitaciones.

Por último, se deben tener muebles especiales que ayudan a organizar ciertos complementos de ejercicio, y evitar que la habitación mantenga muebles del hogar que sean frágiles, y por ende que se puedan ver afectados por las rutinas de entrenamientos. Muebles para sujetar las mancuernas, o cajones para guardar pelotas medicinales, entre otros artículos, son formas de hacer que el gimnasio se vea más organizado. Por el hecho de ser un gimnasio casero, no significa que no se deba cuidar la estética de la habitación.


Un consejo cortesía de Ferreterias Industriales Online