Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Como desmanchar adecuadamente las prendas de ropa

Algo que desespera a todos es cuando una de nuestras prendas favoritas se mancha con algo y pensamos que esta mancha será casi imposible de sacar. Por lo general acudimos a todo producto que encontramos en el mercado, o a los clásicos consejos que servían en la antigüedad para remover las manchas, pero parece que nada podrá sacarlos. Sin embargo, por suerte todavía quedan alternativas que ayudan a sacar las manchas de la ropa. Es por esto que en el día de hoy te contamos los mejores secretos que desde Grupcharles nos cuentan como expertos son los mejores para eliminar manchas, de manera simple y que ayuden a proteger las telas de tus prendas. No dudes en chequearlos, prometo que van a serte más que útiles.

No dejar pasar el tiempo

Esto es lo primero que debemos tener presente en el momento en que una prenda se mancha. Es decir, en el mismo momento que algo manchó nuestra prenda, hay que empezar a poner manos a la obra para remover la mancha y evitar que se fije. Cada minuto cuenta, así que no dejes pasar el tiempo porque ayuda a que la mancha se fije más en la tela. Ni bien se mancha, fíjate como vas a hacer para sacarla.

Detectar de qué es la mancha

Para ver qué es lo que haremos para remover la mancha, lo que debemos saber es con qué se manchó la prenda. Es decir si queremos sacar una mancha de barro no vamos a hacer lo mismo que si queremos remover una mancha de vino.

Nunca frotar sobre la mancha

Lo que la mayoría de las personas acostumbran a hacer es frotar la mancha, pensando que esto va  a ayudar a que salgo más rápido, lamentablemente, no hay nada peor que esta maniobra, porque ayuda a que la mancha se fije cada vez más. Así que deja de lado la tentación de frotar.

Retirar el sobrante de la sustancia que manchó antes de tratar

Es decir, antes de empezar con las maniobras de remoción de la mancha, debemos retirar el sobrante de lo que provocó la mancha. Un ejemplo, si la remera se manchó con ketchup, con la ayuda de un paño, retiramos el sobrante de éste, suavemente para evitar que siga penetrando sobre el tejido. Hecho esto, se empezará con el tratamiento para quitar la mancha.

Empezar con las típicas maniobras quita manchas

Antes de empezar con los tratamientos más invasivos, empecemos con los clásicas maniobras quita manchas. Una sugerencia es leer la etiqueta de la prenda porque muchas veces dice cómo se debe lavar la prenda  y incluso puede tener instrucciones para quitar manchas.

En este punto lo que se recomienda es empezar con los tratamientos más sencillos, como por ejemplo poner la prenda en remojo. Esto se recomienda así, porque algunos productos son muy agresivos y pueden dañar el tejido.

No combinar productos quitamanchas

Hoy en día hay una amplia variedad de productos que pueden ayudar a quitar las manchas. Sin embargo, no es recomendable combinarlos, sino usar uno por vez, porque quizás la combinación pueda llegar a ser muy fuerte y termine dañando la prenda.

 

Cuidado si es una prenda de color

Esto es importante, porque algunos productos quitamanchas son muy fuertes y terminan desgastando el verdadero color de la prenda. Lo que se recomienda en estos casos, es probar los productos en una punta de la prenda que no esté a la vista, para ver si este producto destiñe la prenda. Esto se aclara, porque hay muchos casos de productos que ayudan a remover la mancha, pero terminan arruinando por completo la prenda.

 

Por último, una vez aplicado, antes de pasarlo por el secarropa, es importante estar seguros que la mancha fue removida, porque si la prenda se seca, luego será peor sacar la mancha.