Involucra a tus amigos y familiares en el cuidado de los pequeños

Bebé, Niña, Bebé Durmiendo

Cuando te conviertes en mamá comienza una nueva etapa en la que debes de administrar el tiempo al máximo ya que el cuidado de tu pequeño va a requerir mucha atención de tu parte, es por eso que el apoyo de tus familiares y amigos puede brindarte grandes beneficios. Ahora que vas a comenzar tu etapa de madre o si ésta ya inició va a ser muy importante que solicites ayuda a tus familiares o amigos cercanos, seguramente ellos estarán con toda la disposición para hacerlo, tú tendrás la oportunidad de que se relacionen bien con tu pequeño y podrás aprovechar muy bien el tiempo. Estas son mis mejores recomendaciones para que puedas involucrarlos de la mejor manera.

Invita a tus familiares y amigos a que participen en el cuidado de tus hijos, en un principio será necesario que tú estés presente pero después ya podrás irlos dejando poco a poco. Lo más importante es asignar previamente los días en los que pueden ayudarte para que ellos también hagan sus planes.

El hecho de que tú estés presente las primeras veces cuando les toque cuidar a tus hijos será para que puedas observar con detenimiento la forma en la que lo hacen. Así tendrás la oportunidad de corregir y hacerle ver tus comentarios en caso de que existan .Dicen que “hablando se entiende la gente” haz una reflexión de las actividades que puedes delegar a tus familiares y que no te de pena decir SI o NO, ya que habrá cosas de las que seguramente no estés de acuerdo y otras en las que sí pueden colaborar perfectamente.

Cada persona tiene sus propios métodos de enseñanza, aprendizaje y de educación, si no te parece la forma en la que le hablan a tu pequeño o simplemente la alimentación que le dan, hay muchas cosas que seguramente no serán de tu agrado. Y siempre es mejor ponerlas sobre la mesa y comentarlas con tu gente cercana, la confianza es un valor muy importante en este tipo de tareas.

También hemos escuchado por ahí que “refri lleno, corazón contento” si tus amigos van a estar en tu casa cuidando a tus pequeños, asegúrate de tener los platos de su agrado para que ellos sólo se enfoquen en el cuidado de los niños y no en la cocina. Con instrucciones por escrito todo puede ser mucho más claro, ya sea la forma en la que preparas las bebidas, los alimentos o si surge alguna eventualidad ya hay un plan de acción.

No olvides poner los contactos de teléfonos, correos, páginas web, cualquier información que consideres de utilidad. Una vez que transcurrieron los días o la noche de cuidados, escríbeles un mensaje, prepara un regalito o un detalle para tus familiares, así le harás saber que les agradeces la atención de estar al pendiente de ellos.

Toma en cuenta estas recomendaciones y ten por seguro que será más fácil aprovechar el tiempo mientras tus amigos o familiares cuidan a tu pequeño.

¿Cómo saber si necesito cambiar de empleo?

Hablar de cambiar de empleo puede ser sencillo, pero tomar la decisión concreta de hacerlo y llevarlo a cabo, es algo súper difícil  y que por lo tanto, no se es algo que se decide de un día al otro. Es por eso que en estos casos, el tiempo es fundamental, porque él nos ayudará a tomar la decisión más acertada. Si te sientes un poco incómodo en tu trabajo o no sientes pasión por lo que haces, probablemente sea necesario un cambio.

Sin embargo esto no es suficiente para una decisión tan importante. Por eso en Juristas Laboralistas consideran que hablar sobre las señales que indicarían que es necesario hacer un cambio de trabajo es importante, para que todos aquellos que están en duda puedan estar más orientados. A continuación te enterarás cómo saber si es necesario un cambio de trabajo.

Cuando la pasión por el trabajo ya no está

Hablar de pasión alguna lo consideran como desmedido en relación al trabajo, sin embargo es esencial hablar de él cuando de trabajo se está hablando, porque si este sentimiento no participa en lo que hacemos día a día, mejor será abandonarlo. En este sentido, lo que habrá que hacer es buscar, en su lugar, un nuevo trabajo que en verdad saque lo mejor de uno, que nos motive, al que den ganas de ir para aportar algo nuevo que se ocurrió, que nos inspire. No lo olvides, si tu trabajo dejó de apasionarte, es hora de dejarlo.

No tienes buenos compañeros

Cuantas veces sucede que una persona consiguió el puesto de trabajo que tantos años espero, pero no puede disfrutarlo porque con sus compañeros de trabajo no hay una buena relación. Esto es esencial, para que una persona se sienta a gusto con su trabajo y en el trabajo, debe haber un buen clima de trabajo, donde haya compañerismo. En cambio, los rumores, los comentarios negativos y los chismes son algo que claramente no le hacen bien a ningún trabajador y es un fiel indicador de que ese trabajo no es para uno.

No se visualiza un buen futuro en esa empresa

De nada sirve seguir en una empresa en la que se sabe que no hay posibilidades de desarrollo profesional y crecimiento. Si sospechas que este es tu caso, debes tomarlo con un indicador de que es necesario un cambio de trabajo, porque un trabajo bueno es aquel que da posibilidad a quien lo lleva adelante de progresar, de aportar ideas y de desarrollarse profesionalmente.

Cuando tu trabajo te estresa

Algunos toman al estrés como algo natural que necesariamente forma parte de la vida laboral. Esto es un grave error, porque el trabajo debe ser una fuente de placer y nunca de displacer y estrés. Entonces si con tu trabajo te sientes ansioso, no eres feliz y te produce estrés, debes tomarlo como un signo que indica que la necesidad de un cambio de trabajo es inminente. De hecho no hay que subestimar al estrés, porque puede dar lugar a enfermedades, que no sólo afectan (física y mentalmente) a quienes la padecen sino a su entorno también.

No se reconocen tus esfuerzos y tu trabajo

Existen miles de trabajadores que están en cada detalle de su trabajo para que éste realmente sea excelente y a cambio, ¿Qué reciben?, nada. Esto no debe tomarse como algo normal, porque uno necesita el reconocimiento del otro, no sólo en el trabajo, sino en la vida en general. Cuando no existe este reconocimiento, será necesario cambiar de trabajo e ir a un nuevo empleo donde se valoren tus conocimientos, tus ideas, tus esfuerzos y tus ganas.

 

Como desmanchar adecuadamente las prendas de ropa

Algo que desespera a todos es cuando una de nuestras prendas favoritas se mancha con algo y pensamos que esta mancha será casi imposible de sacar. Por lo general acudimos a todo producto que encontramos en el mercado, o a los clásicos consejos que servían en la antigüedad para remover las manchas, pero parece que nada podrá sacarlos. Sin embargo, por suerte todavía quedan alternativas que ayudan a sacar las manchas de la ropa. Es por esto que en el día de hoy te contamos los mejores secretos que desde Grupcharles nos cuentan como expertos son los mejores para eliminar manchas, de manera simple y que ayuden a proteger las telas de tus prendas. No dudes en chequearlos, prometo que van a serte más que útiles.

No dejar pasar el tiempo

Esto es lo primero que debemos tener presente en el momento en que una prenda se mancha. Es decir, en el mismo momento que algo manchó nuestra prenda, hay que empezar a poner manos a la obra para remover la mancha y evitar que se fije. Cada minuto cuenta, así que no dejes pasar el tiempo porque ayuda a que la mancha se fije más en la tela. Ni bien se mancha, fíjate como vas a hacer para sacarla.

Detectar de qué es la mancha

Para ver qué es lo que haremos para remover la mancha, lo que debemos saber es con qué se manchó la prenda. Es decir si queremos sacar una mancha de barro no vamos a hacer lo mismo que si queremos remover una mancha de vino.

Nunca frotar sobre la mancha

Lo que la mayoría de las personas acostumbran a hacer es frotar la mancha, pensando que esto va  a ayudar a que salgo más rápido, lamentablemente, no hay nada peor que esta maniobra, porque ayuda a que la mancha se fije cada vez más. Así que deja de lado la tentación de frotar.

Retirar el sobrante de la sustancia que manchó antes de tratar

Es decir, antes de empezar con las maniobras de remoción de la mancha, debemos retirar el sobrante de lo que provocó la mancha. Un ejemplo, si la remera se manchó con ketchup, con la ayuda de un paño, retiramos el sobrante de éste, suavemente para evitar que siga penetrando sobre el tejido. Hecho esto, se empezará con el tratamiento para quitar la mancha.

Empezar con las típicas maniobras quita manchas

Antes de empezar con los tratamientos más invasivos, empecemos con los clásicas maniobras quita manchas. Una sugerencia es leer la etiqueta de la prenda porque muchas veces dice cómo se debe lavar la prenda  y incluso puede tener instrucciones para quitar manchas.

En este punto lo que se recomienda es empezar con los tratamientos más sencillos, como por ejemplo poner la prenda en remojo. Esto se recomienda así, porque algunos productos son muy agresivos y pueden dañar el tejido.

No combinar productos quitamanchas

Hoy en día hay una amplia variedad de productos que pueden ayudar a quitar las manchas. Sin embargo, no es recomendable combinarlos, sino usar uno por vez, porque quizás la combinación pueda llegar a ser muy fuerte y termine dañando la prenda.

 

Cuidado si es una prenda de color

Esto es importante, porque algunos productos quitamanchas son muy fuertes y terminan desgastando el verdadero color de la prenda. Lo que se recomienda en estos casos, es probar los productos en una punta de la prenda que no esté a la vista, para ver si este producto destiñe la prenda. Esto se aclara, porque hay muchos casos de productos que ayudan a remover la mancha, pero terminan arruinando por completo la prenda.

 

Por último, una vez aplicado, antes de pasarlo por el secarropa, es importante estar seguros que la mancha fue removida, porque si la prenda se seca, luego será peor sacar la mancha.

 

¿Cuáles son los secretos para no engordar sin hacer dieta?

Muchos piensan que para que una persona se mantenga en su peso adecuado es necesario hacer dieta toda la vida. Prácticamente se basa en terminar una y comenzar otra, pero esto no es totalmente cierto, Hoy en día existen diferentes tipos de alternativas para mantener una buena silueta y no engordar.

Por consiguiente en el presente artículo te presentaremos cuales son los secretos para no subir unos kilitos de mas y dejar fuera de tu vida las agotantes y costosas dietas que además de tener un alto costo no siempre resultan ser efectivas y terminan causando daño.

Mas fibras menos calorías

El primer secreto para no subir de peso es sustituir toda aquella comida que tenga harina refinada por una versión integral (Pan integral, Afrecho, entre otros) con el fin de dar prioridad a la fibras y no a los tipos de harina más comerciales debido a que al organismo le toma mucho más tiempo digerirlo, creando la sensación de estar llenos por mucho más tiempo.

Controla la cantidad de carbohidratos ingeridos ¡Toma el control!

Si, así es para no subir de peso no es necesario dejar por completo los carbohidratos por lo contrario deben formar parte de todas las dietas ya que el organismo necesita de estos carbohidratos para poder sustentar el cuerpo con la energía producida por ellos, entonces si deseas darte un gustito con algún dulce ,pasta ,arroz o cualquier otro alimento que contenga calorías puedes hacerlo, siempre y cuando controles la cantidad que consumirás ya que esta no debe ser ni muy poca ni muy exagerada ya que automáticamente si consumes todos los días algún alimento con calorías esto aumentara tu peso corporal fácilmente, lo ideal es consumirlo al medio día y en las mañanas.

Come 5 veces al día

Cualquier especialista en nutrición recomendara este método, aunque pueda parecer un poco alocado o difícil no lo es, todo es cuestión de acostumbrarse a incluir una comida mas entre las comidas que incluso podría tratarse de algún postre o alguna fruta la idea es no pasar hambre y evitar el picoteo entre comidas ya que suele ser uno de los responsables de la mayoría de los aumentos de peso en el mundo.

Adicional a esto puedes complementar las 5 comidas al día con un poco de ejercicio o trote.

¿Alcohol?

¿Has oído hablar de las calorías vacías? Estas son las encargadas de aumentar el peso ya que aportan calorías pero nada de nutrientes. En este caso las bebidas alcohólicas contienen este tipo de calorías y si bien esta permitido consumir alcohol es importante controlar el consumo de las mismas, se recomienda que en vez de tomar alcohol se acompañe las comidas con un copa de vino que además de ser excelente como digestivo te evitara la ingesta innecesaria de las calorías vacías.

Cuerpo sano vida sana

Esta más que claro que la alimentación es el pilar para mantener o lograr tu peso ideal pero no toda la responsabilidad cae en ello, también es necesario realizar alguna actividad física que complemento nuestra alimentación.

Todos hemos oído en algún momento de nuestras vidas que el ejercicio debe ir acompañado de una alimentación saludable, no solo para mantener tu figura sino para evitar el aumento de peso porque si se va a ingerir calorías se debe buscar quemarlas y que mejor manera que realizando algún deporte o actividad física.

Así que, ¡ANIMATE! El tener un cuerpo perfecto no significa arriesgar esos gusticos que tanto nos gustan sino controlarlos y acompañarlos con ejercicio, ¿Qué esperas? Deja afuera esas costosísimas dietas y empieza a comer sano, por tu salud depende de ti mismo.

¿Estás obsesionada con la limpieza? ¡Descúbrelo!

Muchas veces nos ha pasado que deseamos tener nuestra casa lo más limpia posible, tan limpia que no debe existir ni un rastro de sucio y esto es normal que ocurra si se va a realizar algún evento o algo por el estilo, pero cuando se vuelve algo constante las personas a nuestro alrededor pensaran que estamos locos o que estamos obsesionados con la limpieza.

Estas acusaciones no hacen más que dañarnos sin surgir algún efecto positivo en la mayoría de las personas pero existen algunos pocos que se replantean las situaciones al oír este tipo de comentarios.

En el momento en que lavarse las manos se vuelve una obsesión

Existen personas que tienen la obsesión de lavarse las manos decenas de veces al día o que deben” tomar una ducha larga cada vez que vuelven a casa, además, de cambiarse constantemente la ropa porque sienten que la que usan puede estar sucia así se la hayan colocado hace pocas horas, tienden a no usar el transporte público por la posible suciedad que puedan tener estos y hacen lo posible para no tocar las asas y sentarse en los asientos ya que todas las demás personas se sientan en ellos.

Estas personas con este tipo de obsesión o trastorno saben que hay algo extraño en sus acciones, pero no pueden evitar temer a la suciedad ya que esta es más fuerte y se impone sobre el sentido común.

Este tipo de trastorno de ansiedad puede tomar la forma de fobia, o de un miedo irracional al contacto con los objetos (así como a las personas y animales) ya que estos también pueden ser considerados sucios. A veces este trastorno se extiende a los hijos u otros miembros de la familia.

Las víctimas de este trastorno ven la “suciedad”, como un elemento indefinible que puede infectar o contaminar. La persona entra en un estado de alerta constante, ya que puede identificar las la suciedad en cualquier lugar, aunque cada persona tiene su sello personal, para el cual ciertos objetos y situaciones son los más temidos. En su forma más leve, la persona puede ser definida como el higienista clásico, atento a todas las normas de limpieza y con la necesidad de estar siempre pendiente del orden y la limpieza.

¿Cuándo el problema se vuelve peligroso?

Se hace más notable en el momento en que las necesidades de limpieza se ven reforzadas por los rituales y comportamientos obsesivos ,actuando constantemente para evitar entrar en contacto con aquello que consideran peligroso según su nivel de suciedad, provocando que la persona se limite en realizar ciertas acciones y decisiones (por ejemplo, el lugar donde vacacionar, las casas en donde se puede asistir y donde), este tipo de pensamientos a veces llegan a ocupar gran parte del tiempo libre (por ejemplo, tener que limpiar “toda” la casa luego de un día de trabajo bien sea en la noche o durante el día).

La raíz de este trastorno proviene de una especie de conflicto moral inconsciente, a veces, con mayor frecuencia que en el pasado, existe una insatisfacción profunda en uno o más aspectos de nuestras vidas.

En ambos casos la solución es posible, ¿Estás obsesionado con la limpieza? Esto es lo que puede hacer:

 

– Infórmate

No intentes sustituir a tu sistema inmunológico. El informarte que es, como funciona te ayudara a encontrar que no es necesario sobreprotegernos ya que durante millones de años son ellos quienes nos protegen y que no necesitan ayuda o algún esfuerzo de nuestra parte.

– Siéntete libre

Tal vez tu moral te ha enjaulado, pero existen diferentes tipos de servicios que pueden prestarte ayuda para superar esta situación.

Hacer las tareas con orden y amor

Sería muy útil realizar un horario o una lista de actividades por hacer para que puedas planificar en qué momento hacerlas y en qué orden, según su prioridad. Puedes trabajar limpiando primero la tierra, el jardín o el balcón y posteriormente limpiar la madera (mesas, sillas, entre otros) y los objetos que se encuentren en sobre ello.

En pocas palabras: “ensuciarse las manos”, con orden y el amor.

Relájate

Hay técnicas de relajación, que se basan en la técnica de los masajes, para así recuperar el contacto con el cuerpo y las emociones con el propósito de realizar un enfoque gradual y así poder dejar de enfocarnos en la obsesión.

– Si observas que estos consejos no te funcionan, es recomendable tomar cartas en el asunto y visitar a un terapeuta o asistir a algún tipo de psicoterapia.